El Jardín Botánico y Zoológico de Asunción

Orígenes del JBZA

En el año 1909, el Ministro de Instrucción Pública Dr. Manuel Franco, junto con el Dr. Carlos Fiebrig trazaron el proyecto del "Museo de Historia Natural y Jardín Botánico-Zoológico", con la idea de llevarlo adelante cuando el presupuesto lo permitirera. El Dr. Fiebrig, de origen alemán y paraguayo naturalizado, vino al Paraguay en la primera década de los años 1990.

En el año 1914 fué fundado el Jardín Botánico por el Dr. Carlos Fiebrig, bajo la Presidencia de Don Eduardo Schaerer, en las antiguas instalaciones de la Escuela Nacional Agrícola..

El Jardín Botánico y Zoológico de Asunción

El jardín botánico y zoológico de Asunción es una comunidad viviente insertada en la ciudad, a pocos minutos del centro, con fáciles y rápidas vías de accesos. Este amplio parque, de incalculables riquezas botánica, se constituye en un centro de gran atracción turística y cultural dentro del cual, funcionan el zoológico, el museo de historia natural, el herbario histórico Teodoro Rojas, el vivero, el área de camping, el circuito deportivo, el orquidario y la reserva natural.

La propiedad ubicado sobre las márgenes del río PARAGUAY, pertenecieron a Don Carlos Antonio López. En 1896 toda la propiedad fue adquirida por el Estado paraguayo para la formación de una escuela de agricultura, siendo su director el Dr. Moisés Bertoni; la misma se clausura definitivamente en 1908 y desde entonces en 1012 continuo como chacra modelo.

El jardín botánico y zoológico fue fundado en el año 1014, bajo la presidencia de Don Eduardo Shaer, siendo du director el Dr. Carlos Friebig. El fundamento para su creación fue contar con una institución que cuente con una flora y fauna del país, aprovechando su riqueza natural.

El Museo de Historia Natural y el Herbario

En 1919 en la gran edificación de estilo colonial se organizó el Museo de Historia Natural con un criterio muy avanzado para la época, al concebir la vida de los animales en un entorno lo más parecido posible a su hábitat natural.

El complejo exhibe diversidad de animales, objetos de poblaciones autóctonas y plantas originarias del Paraguay, parte de las colecciones iniciadas por Friebig y Gertz son las que se exponen en las siete salas de un antiguo caserón. Valiosos ejemplares de animales embalsamados permiten a los estudiantes y público en general conocer las especies silvestres del Paraguay, algunas en vías de extinción como el pájaro campana, jaguareté y tatú carreta. Vitrinas con series completas de mariposas, pájaros y peces en acuarios, así como un interesante lote de reptiles y vertebrados taxidermizados revelan la gran riqueza y variedad de la fauna local.

Una sala dedicada a las poblaciones primitivas reúne elementos de la vida cotidiana de hombres y mujeres de las diversas etnias. Atuendos y bolsos tejidos en fibra de caraguatá, objetos plumarios de ritual e instrumentos de música dejan al descubierto los conocimientos desarrollados por los indígenas.